Books Should Be Free is now
Loyal Books
Free Public Domain Audiobooks & eBook Downloads
Search by: Title, Author or Keyword

El prisionero de Zenda   By: (1863-1933)

Book cover

First Page:

BIBLIOTECA DE «LA NACION»

ANTONIO HOPE

EL PRISIONERO DE ZENDA

BUENOS AIRES 1909

INDICE

I. Los Raséndil, y dos palabras acerca de los Elsberg II. Que trata del color de los cabellos III. Francachela nocturna con un pariente lejano IV. El Rey acude a la cita V. Aventuras de un suplente VI. El secreto de un sótano VII. Su majestad duerme en Estrelsau VIII. Prima rubia y hermano moreno IX. Una nueva catapulta X. Amores por cuenta ajena XI. Caza mayor XII. Un anzuelo bien cebado XIII. Nueva escala de Jacob XIV. Rondando el castillo XV. Tentación XVI. Un plan desesperado XVII. A media noche XVIII. Golpe de mano XIX. Cara a cara en el bosque XX. El prisionero y el Rey XXI. ¡Hay algo más que amor! XXII. Presente, pasado ¿y futuro?

I

LOS RASÉNDIL, Y DOS PALABRAS ACERCA DE LOS ELSBERG

¡Pero cuándo llegará el día que hagas algo de provecho, Rodolfo! exclamó la mujer de mi hermano.

Mi querida Rosa repliqué, soltando la cucharilla de que me servía para despachar un huevo, ¿de dónde sacas tú que yo deba hacer cosa alguna, sea o no de provecho? Mi situación es desahogada; poseo una renta casi suficiente para mis gastos (porque sabido es que nadie considera la renta propia como del todo suficiente); gozo de una posición social envidiable: hermano de lord Burlesdón y cuñado de la encantadora Condesa, su esposa. ¿No te parece bastante?

Veintinueve años tienes, y no has hecho más que...

¿Pasar el tiempo? Es verdad. Pero en mi familia no necesitamos hacer otra cosa.

Esta salida mía no dejó de producir en Rosa cierto disgustillo, porque todo el mundo sabe (y de aquí que no haya inconveniente en repetirlo) que por muy bonita y distinguida que ella sea, su familia no es con mucho de tan alta alcurnia como la de Raséndil. Amén de sus atractivos personales, poseía Rosa una gran fortuna, y mi hermano Roberto tuvo la discreción de no fijarse mucho en sus pergaminos. A éstos se refirió la siguiente observación de Rosa, que dijo:

Las familias de alto linaje son, por regla general, peores que las otras.

Al oír esto, no pude menos de llevarme la mano a la cabeza y acariciar mis rojos cabellos; sabía perfectamente lo que ella quería decir.

¡Cuánto me alegro de que Roberto sea moreno! agregó.

En aquel momento, Roberto, que se levanta a las siete y trabaja antes de almorzar, entró en el comedor, y, dirigiendo una mirada a su esposa, acarició suavemente su mejilla, algo más encendida que de costumbre.

¿Qué ocurre, querida mía? le preguntó.

Le disgusta que yo no haga nada y que tenga el pelo rojo dije como ofendido.

¡Oh! En cuanto a lo del pelo no es culpa suya admitió Rosa.

Por regla general, aparece una vez en cada generación dijo mi hermano. Y lo mismo pasa con la nariz. Rodolfo ha heredado ambas cosas.

Que por cierto me gustan mucho dije levantándome y haciendo una reverencia ante el retrato de la condesa Amelia.

Mi cuñada lanzó una exclamación de impaciencia.

Quisiera que quitases de ahí ese retrato, Roberto dijo.

¡Pero, querida! exclamó mi hermano.

¡Santo Cielo! añadí yo.

Entonces, siquiera podríamos olvidarlo continuó Rosa.

A duras penas, mientras ande Rodolfo por aquí observó mi hermano.

¿Y por qué olvidarlo? pregunté yo.

¡Rodolfo! exclamó mi cuñada ruborizándose y más bonita que nunca.

Me eché a reír y volví a mi almuerzo. Por lo pronto me había librado de seguir discutiendo la cuestión de lo que yo debería hacer o emprender. Y para cerrar la polémica y también, lo confieso, para exasperar un poco más a mi severa cuñadita, añadí:

¡La verdad es que me alegro de ser todo un Elsberg!

Cuando leo una obra cualquiera paso siempre por alto las explicaciones; pero desde el momento en que me pongo a escribir, yo mismo comprendo que una explicación es aquí inevitable... Continue reading book >>




eBook Downloads
ePUB eBook
• iBooks for iPhone and iPad
• Nook
• Sony Reader
Kindle eBook
• Mobi file format for Kindle
Read eBook
• Load eBook in browser
Text File eBook
• Computers
• Windows
• Mac

Review this book



Popular Genres
More Genres
Languages
Paid Books