Books Should Be Free is now
Loyal Books
Free Public Domain Audiobooks & eBook Downloads
Search by: Title, Author or Keyword

Reconocimiento del fuerte del Carmen del Rio Negro   By:

Book cover

First Page:

RECONOCIMIENTO

DEL

FUERTE DEL CARMEN DEL RIO NEGRO,

Y

DE LOS PUNTOS ADYACENTES

DE LA

COSTA PATAGONICA;

POR EL CORONEL

D. AMBROSIO CRAMER.

RECONOCIMIENTO

DEL

RIO NEGRO.

Buenos Aires, y Abril 15 de 1822.

EXMO. SEÑOR:

Conforme á las órdenes de V. E., me embarquè el dia 17 de Octubre del año próximo pasado, á bordo del bergantin Exeter , para pasar al Rio Negro, á fin de reconocer varios puntos de la costa patagonica. El dia 2 de Noviembre fondeamos en frente del establecimiento.

Mi primera operacion fuè levantar un plan circunstanciado de la poblacion y contornos.

El fuerte está edificado encima de una loma, que tiene bajada hácia el rio, con barrancas en ciertas partes. El piso es una arena suelta, que el viento amontona en todas direcciones.

Los primeros pobladores vivieron en cuevas, cavadas en la barranca; pero poco á poco fueron edificando casas, generalmente dispuestas sin órden: todas son chicas y con poca comodidad, pero sanas; las paredes son de adobe, y los techos de teja.

La nueva poblacion es un cuadro de casas iguales, edificadas como á dos cuadras y media al E del fuerte; tres costados no mas se acabaron. El lado del S quedaba para construir el cabildo, pero nunca se hizo; y como los vientos los mas violentos reinan para esa parte, las arenas se han ido amontonando en medio del cuadro, de modo que las casas del lado opuesto están algo tapadas. Muy pocos son los vecinos que viven en la nueva poblacion: la mayor parte de las casas están abandonadas y algunas arruinadas.

El fuerte es un cuadro imperfecto con tres pequeños bastiones solamente, porque un lado está sin acabar. Toda su defensa consiste en una pared de tres y media varas de alto, sobre cerca de vara y media de ancho, construida de adobes, y en algunas partes de tosca: toda esa fortificacion está generalmente en muy mal estado, y no sufre otra reparacion que la que está haciendo actualmente el Comandante de aquel punto, cual es reforzar la pared por la parte de adentro, con una banqueta de tres pies de alto sobre tres de ancho. Cualquiera otra reparacion seria inútil, pues las obras que existen no son capaces de sostener nuevos materiales.

La poblacion dicha del S se compone de una docena de casas, situadas al otro lado del rio, y precisamente al S de la primera. Parece que este sitio es el que se habia elegido para formar el establecimiento cuando llegaron las primeras familias: pero, espantadas por las mareas vivas, que algunas veces alcanzan á cubrir toda la superficie de aquel terreno, se pasaron al N, y se fijaron en la loma donde está el fuerte. Los pocos que quedaron están expuestos anualmente á dos ó tres de estas inundaciones, y tienen entonces que refugiarse en las casas las mas elevadas, ó á sus botes.

En fin, se puede decir que la posicion de una y otra poblacion es bastante mala, y en el reconocimiento que despues hice del rio, he tenido ocasion de ver muchos parages mas á propósito, para formar el establecimiento.

La boca del Rio Negro hasta San Javier, por ser desconocida su barra, ofrece algunas dificultades, que desaparecerian con buenos prácticos, y proveyendo la boca de todo lo necesario para socorro de los barcos que se presentasen para entrar.

Hay varias canales para pagar la barra: las mas conocidas son las del S, del medio, del SE, y del N.

La canal del S es la mas fácil, pero hay poca agua; y los buques que calen mas de ocho á nueve pies, no deben seguirla.

La canal del medio tiene dos brazas de agua, en la pleamar, cuando los vientos reinan de la parte del S; y en las mareas vivas se suelen encontrar cerca de tres brazas. Esta canal es algo estrecha, lo que hace que la salida es mas fácil que la entrada, porque desde afuera no se descubre el punto á donde deben dirigirse los buques.

La canal del SE es la mas segura y la mas ancha: en las mareas vivas se encuentran mas de tres brazas de agua. Si se pudieran establecer dos ó tres boyas en esa canal, la navegacion del Rio Negro presentaria menos dificultades... Continue reading book >>




eBook Downloads
ePUB eBook
• iBooks for iPhone and iPad
• Nook
• Sony Reader
Kindle eBook
• Mobi file format for Kindle
Read eBook
• Load eBook in browser
Text File eBook
• Computers
• Windows
• Mac

Review this book



Popular Genres
More Genres
Languages
Paid Books